lunes, febrero 27, 2006

MI SANGRE...

Absolutamente todos tenemos amigos de diversos colores y sabores, los hay sinceros, envidiosos, constantes, temporales, optimistas, pesimistas, quejumbrosos, alegres, nostálgicos, borrachos, facilotes, adictos, deportistas, puñales, etc. etc.

Dentro de la gran variedad de dichos especímenes, siempre existen los permanentes, aquellos en los que sabes que puedes confiar de forma absoluta... para todo...

La gran diferencia entre los hermanos y los amigos, bien decía mi maestro Walo, es que tus amigos son los hermanos que tú escoges, tú tienes la facultad de elegir a quien quieres como hermano de la vida y ellos tendrán a su vez la facultad de aceptarte o no, hoy en día conforme avanza la vida es, desafortunadamente más, mucho más difícil, encontrar amigos sinceros, desinteresados, que te busquen o te llamen, simplemente por ser tú, sólo por que te quieren, porque simple y llanamente les interesas, sin interés de por medio.

Gracias a Dios tengo algunos de esos amigos de corazón, sin embargo dentro de todos los amigos que tengo, existe sólo uno, por el cual daría todo, daría mi vida por la de él y creánme que las circunstancias y experiencias vividas, me permiten estar consciente de forma plena de lo que digo, a él lo recuerdo muy chico consentido por todos y cada uno de nosotros.

Lo recuerdo corriendo por la sala de mi casa, bailando "pepito dónde estás??"
Lo recuerdo corriendo con una garra y furia ukraniana desmesurada jugando futbol en la primaria, mientras su familia lo admiraba.
Lo recuerdo aventándome la raqueta de tennis, porque había perdido un punto importante.
Lo recuerdo saltando en la cama de Manolo y gritando y cantando con locura.
Lo recuerdo acariciando a la Lady
Lo recuerdo estudiando sonriente, cálmado, metódico, estudioso.
Lo recuerdo explosivo, aventándonos sus zapatos para que lo dejáramos de molestar
Lo recuerdo con una inquietud a la música inusual en los niños, tocando el sintetizador, la guitarra el bajo y la batería.
Lo recuerdo triste en Mty, estudiando y viviendo una nueva experiencia para todos
Lo recuerdo alegre en París, sociable, caminando borrachos por Champs Elysees, disfrutando de la vida y del champagne.
Lo recuerdo en sus llamadas a Madrid, diciéndome que no me preocupara que siguiera adelante con mi vida que él se hacía cargo de Mamá.
Lo recuerdo peleando por darle su riñón a mi mamá, por haber sido su consentido toda la vida y por haber estado en todo el proceso de hemodiálisis.
Lo recuerdo leyendo la biografía de Einstein y tratándome de explicar la relatividad y la física cuántica. (pobre)
Lo veo Grande y fuerte, comprometido y responsable, temeroso y valiente a la vez.
Lo veo estudiando un MBA, estudiando como nunca, esperanzado en su futuro.
Lo veo, hoy en día, tranquilo con la madurez suficiente que las circunstancias ameritan
Lo veo realizando un sacrificio muy grande por salir adelante y superar sus propias expectativas de vida.
Lo veo lleno de dudas y miedos, lleno de fortaleza y de disciplina, lleno de luz y de ilusiones.
Lo veo de repente en el club corriendo media hora.
Lo veo, todavía, saltando y moviendo todo el cuerpo como loco, cantando las canciones de Dream Theater.
Lo veo responsable de sus actos, pensativo, analítico, enamorado.
Lo veo exitoso, poderoso...
Lo admiro y lo respeto
Lo quiero más que a nada
Mi hermano Maurice es mi hermano consanguíneo y es mi hermano por elección propia, es mi confidente y mi luz, es mi crítico y mi apoyo, es mi familia, es mi hermano menor, mi hermano Maurice es la sangre que corre por mis venas...

Felicidades Maurice
Te quiere, tu hermano el negro.

2 Comments:

Blogger P.p. said...

Supongo que no hay mucho que decir, a parte de que me gustó mucho el post y que inmediatamente me hizo recordar esto: http://mogasoreque.blogspot.com/2005/05/sorequitosde-los-ojos-del-moga.htm

3:41 a. m.  
Blogger Jarhead said...

Te cubriste de gloria con ese blog mi estimado Roger...

10:21 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home